Vitamina A: funciones, principales alimentos y genética

La vitamina A es un nutriente muy importante para el organismo y a menudo se asocia con la visión y el cuidado dermatológico. Sin embargo, además de contribuir a la salud de los ojos y la piel, interviene en varios otros procesos y funciones esenciales de nuestro organismo, como la inmunidad, la reproducción, el desarrollo embrionario, la correcta renovación de las células del cuerpo y el crecimiento.

Este nutriente también tiene una función antioxidante y desempeña un papel importante en la prevención de varios tipos de cáncer.

El mantenimiento de la cantidad adecuada de vitamina A en el organismo depende del consumo de alimentos ricos en este nutriente o, en algunos casos, de la administración de suplementos, ya que el organismo no la produce de forma natural.

Lo que hace el cuerpo, de hecho, es convertir la vitamina A ingerida en su forma activa, que será absorbida por los órganos. Por ello, la genética es un factor determinante para los niveles de vitamina A en nuestro organismo, ya que su absorción depende de una enzima específica.

Conozca qué alimentos son ricos en vitamina A, qué puede provocar la falta de este nutriente en el organismo y también cómo la genética puede ayudar a su absorción.

¿Cuáles son las principales fuentes de vitamina A?

La vitamina A no es producida por el cuerpo humano y se encuentra tanto en alimentos de origen animal (en forma de retinol) como vegetal (provitamina A). Tras su ingestión, el organismo la convierte en su forma activa y la absorbe.

Sus principales fuentes animales son el hígado de vacuno, la leche y sus derivados, los huevos, la langosta, las gambas y el cangrejo. Entre los alimentos de origen vegetal destacan el sorgo, la soja, los guisantes, las habas, las zanahorias, el ñame, las batatas, las espinacas, la col, el brócoli, la calabaza, los mangos, los anacardos, la guayaba, la papaya, los caquis, los albaricoques, los melocotones, el buriti, la pupuña, entre otros.

Otras fuentes pueden estar enriquecidas con vitamina A, como la leche en polvo.

Varias verduras, como el brócoli y las zanahorias, son fuentes ricas en vitamina A.
¿Qué puede hacer la falta de vitamina A en el cuerpo?

La deficiencia de vitamina A puede causar varias complicaciones. Los más conocidos son la ceguera nocturna y la sequedad ocular, pero también puede atrofiar el crecimiento, causar problemas cutáneos, respiratorios, urinarios e intestinales, en el crecimiento de los órganos, la disfunción de la tiroides y el páncreas, en el bajo rendimiento en tareas de aprendizaje y memoria, en una mayor predisposición a infecciones graves, la enfermedad de Alzheimer y el cáncer.

También hay muchos factores que pueden provocar una carencia de vitamina A. Entre ellas se encuentran la desnutrición, las enfermedades hepáticas, renales e intestinales, las infecciones que alteran el apetito o limitan la absorción de nutrientes, la cirrosis biliar, el sarampión, las infecciones parasitarias, el estrés, la ingesta de grasas, algunos tipos de cáncer, la amiloidosis hereditaria, la abetalipoproteinemia, la enfermedad de Crohn grave, la obesidad, la cirugía bariátrica, la ingestión de algunas sustancias químicas y el consumo de alcohol.

¿Cuáles son sus efectos sobre la piel y el cabello?

Como la vitamina A tiene una función antioxidante, es decir, tiene propiedades que retrasan el envejecimiento y previenen enfermedades, se añade a algunos cosméticos para prevenir la aparición de arrugas y líneas de expresión.

También se encuentra en cremas y ungüentos utilizados para prevenir las úlceras y para tratar enfermedades de la piel como el acné y la psoriasis. Además, esta vitamina contribuye a la producción de colágeno, mejorando la composición y el aspecto del cabello.

Vitamina A y la genética

Los estudios han descubierto que existe una gran variación entre los individuos en cuanto a su capacidad para convertir la vitamina A en su forma activa, que puede ser absorbida por el organismo tras su ingestión.

Esto tiene que ver con el gen BCMO1, responsable de producir la enzima que lleva a cabo este proceso. Según los estudios, hay variantes genéticas en este gen que se han asociado con la deficiencia en la actividad de la enzima, lo que puede dar lugar a una baja conversión y a niveles reducidos de vitamina A en la sangre.

¿Cómo puedo conocer mis predisposiciones genéticas?

Además de poder realizar un análisis de sangre para ver si actualmente tiene una carencia de alguna de las vitaminas, es posible ir más allá y conocer en profundidad la relación de los nutrientes y las vitaminas con su ADN a partir de un test genético.

Con el Test de Ancestralidad, Salud y Bienestar Genera, a partir de una sola muestra de saliva -que puede recogerse en casa- puedes conocer cómo tu genética puede ayudarte a cuidar tu piel, tu cuerpo y tu salud, conociendo tu predisposición a niveles reducidos de nutrientes, la eficacia de determinadas dietas y ejercicios para tu cuerpo y tu propensión a diversas enfermedades genéticas.

Los paquetes Standard y Completo de Genera incluyen informes de bienestar, con cinco paneles diferentes: Genera Nutri, Genera Skin, Genera Fit, Genera Aging y Genera You. Genera Completo también contiene informes de salud, en los que puede conocer cómo reacciona tu cuerpo a determinados medicamentos y tus predisposiciones a enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, el Parkinson y el infarto.

Descubre con más detalle lo que contiene cada paquete.

Referencias

BRASIL et al. Manual de condutas gerais do Programa Nacional de Suplementação de Vitamina A. 2013. https://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/manual_condutas_suplementacao_vitamina_a.pdf

BVS – Biblioteca Virtual em Saúde. O que é e para que serve a vitamina A? Disponível em:  https://aps-repo.bvs.br/aps/o-que-e-e-para-que-serve-a-vitamina-a/#:~:text=A%20vitamina%20A%20%C3%A9%20um,do%20nosso%20corpo%20(1). Acesso em: 16/05/2022.

DAWSON, M. I. The importance of vitamin A in nutrition. Current pharmaceutical design, v. 6, n. 3, p. 311-325, 2000. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10637381/

LEUNG, W. C. et al. Two common single nucleotide polymorphisms in the gene encoding β‐carotene 15, 15′‐monoxygenase alter β‐carotene metabolism in female volunteersThe FASEB Journal, v. 23, n. 4, p. 1041-1053, 2009. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19103647/

TIMONEDA, Joaquín et al. Vitamin A deficiency and the lung. Nutrients, v. 10, n. 9, p. 1132, 2018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6164133/

Veja Saúde. Vitamina A: conheça sua importância para o corpo humano. Disponível em: https://saude.abril.com.br/bem-estar/vitamina-a-conheca-sua-importancia-para-o-corpo-humano/. Acesso em: 16/05/2022.